¿Qué le pasaría a la economía dominicana sin la llegada de turistas?

El Dinero. En la mayoría de los países que han estado padeciendo la epidemia del Covid-19 y han dispuesto medidas de emergencia nacional, que implica la paralización de las actividades productivas, sociales, deportivas y de recreación, con el objeto de contener y controlar la expansión del contagio, generó en un determinado momento de la crisis sanitaria un debate acerca del aparente dilema entre reabrir la economía o proteger la salud de sus habitantes.

República Dominicana, al disponer la reapertura de la economía sin seguridad, ha implicado un revés para la preservación de la salud y también un colapso al sistema sanitario, especialmente por no disponer de seguro laboral y además por tener una economía caracterizada por una fuerte presencia del sector informal, que al 2020 es del 49.0 % del total, lo que conlleva un desafío mayor.

Para el sector turístico nacional, el reto es significativo, su recuperación no sólo depende del control del Covid-19, escenario que se torna más lejos, dado el aumento en la tasa de positividad que ha pasado del 19.0 % a un 34% durante los últimos meses, además de que el resto del mundo lo controle y la economía internacional retome la recuperación, en los aspectos del empleo, el comercio, la seguridad y el transporte aéreo y marítimo.

República Dominicana posee el destino turístico más importante de Centroamérica y el Caribe, con una llegada de extranjeros que se acerca a los 6.5 millones de visitantes al año y, por su tamaño relativo, también uno de los más importantes del mundo. En la región ocupa el primer lugar y en el planeta la posición número 49.


Noticias