Menor importación de maíz refleja aumento en la producción en México

El Financiero. Verónica Martínez, especialista en el sector agroalimentario, pesquero y ambiental, dio a conocer que en 2020 la industria alimentaria está dando muestras de un aumento en la producción, la demanda de alimentos derivados del maíz amarillo requiere más grano, ya que la pandemia no ha reducido el consumo de sus productos y la previsión es que se deba importar.

“El grano, de variedad amarillo, es el que demanda la industria para importar, y es que esta variedad es la que se requiere en los fabricantes de alimentos balanceados para la engorda del sector pecuario: esto es los pollos, pavos, cerdos, vacas, borregos, entre otros”, indicó Martínez.

El maíz amarillo, combinado con sorgo, soya y otros cultivos son la combinación para la elaboración de los alimentos balanceados, incluso para hacer las croquetas o alimentos para mascotas.

Los analistas han previsto que esta industria, agrupada en el Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal, así como el sector pecuario y almidonero, importen 17.7 millones de toneladas de este grano, cuando el año pasado se importaron 17 millones.

Es sabido que México produce maíz blanco con suficiencia, del que se logran tortilla, tostadas, frituras, harinas, masas, y que entre los dos ciclos agrícolas se lograrán 26.7 millones de toneladas, un millón menos que el ciclo agrícola del año pasado, por menos rendimientos en los estados de Sinaloa, Tamaulipas y Sonora, aunque habrá récord en Chihuahua porque dejaron el algodón por maíz blanco.

“Las importaciones reflejan la demanda del mercado, como insumo básico de una cadena productiva, pero también la reiterada necesidad de sembrar y producir este grano amarillo”, concluye la especialista.


Noticias