Presidente de México se opone a prohibir comida alta en calorías

El Universal. Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, explicó hoy jueves 24 de septiembre que se opone a "prohibir" la venta de comida alta en calorías en el país después de que el estado de Oaxaca limitara la comercialización de estos alimentos a menores de edad.

"No puedo tener injerencia en lo que digan los estados, pero mi opinión va en el sentido de que se oriente, no caigamos en prohibiciones", expresó el mandatario mexicano y dijo ser "partidario" de que, en lugar de prohibir, "se oriente y se dé información", y puso como ejemplo las nuevas normas de etiquetado en México que obligan a la industria alimentaria a alertar en sus productos sobre el exceso de azúcares, calorías y sodio, entre otras sustancias.

López Obrador reiteró: "He dicho muchas veces que no se deben prohibir las cosas. Lo más importante es crear conciencia, orientar para que haya una buena alimentación y que no se consuman productos chatarra". Además, se opuso a subir los impuestos de la comida alta en calorías y las bebidas azucaradas porque ello significaría "estar sacando dinero a costa de la salud del pueblo".

El mandatario subrayó que este tipo de alimentación "no ayuda" a afrontar el problema de diabetes e hipertensión que hay en México, por lo que pidió un "equilibrio entre las empresas que producen estos productos industrializados y la salud del pueblo, poniendo siempre por delante la salud del pueblo".


Noticias