Pandemia dispara pobreza en México

El Financiero. Recientemente, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó su estimación respecto a la llamada 'pobreza laboral' en el tercer trimestre de este año en México y, con base en sus datos, el porcentaje de personas que tienen un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria aumentó de 35.7% a 44.5% entre el primero y el tercer trimestre de 2020.

La razón de este incremento es la caída en el ingreso laboral real, sobre todo por efecto de la pérdida de ocupaciones y empleos. Uno de los objetivos explícitos de este gobierno es combatir la pobreza y la desigualdad.

Al mismo tiempo que hay un porcentaje más alto de personas en condición de pobreza laboral, una parte de la economía y del empleo logró salir con un menor costo de esta crisis.

De acuerdo con los datos del IMSS correspondientes a octubre, el salario promedio de cotización al instituto aumentó en 7.7%, considerando una inflación cercana a 4%, existe un alza de 3.5% en el salario real del sector formal de la economía.

La caída del empleo al mismo mes fue de 4%, por lo que la masa salarial real del sector formal cayó en apenas 0.5%. Una radiografía de la pérdida de empleos revela que son los segmentos de más bajos ingresos los que más padecen y, por lo tanto, son los más proclives a caer en una condición de pobreza.

Con base en lo anterior, no va a ser fácil recuperar los niveles de ocupación e ingreso que se perdieron en este año. Las perspectivas de una actividad económica que en 2021 avanzará de manera moderada implican que terminará el próximo año probablemente por abajo de los niveles que teníamos en 2019, y habrá que esperar, en el mejor de los casos, hasta 2022 o 2023 para regresar a los niveles de 2018.

 


Noticias