New York Times. Jamón de sandía, prosciutto de rabanito y bastones de carne seca hechos con raíz de bardana, son inventos culinarios que evidencian la tendencia vegana de la dieta estadounidense.

Los primeros dos platillos fueron creados por Will Horowitz, chef y copropietario de Ducks Eatery, en Manhattan, mientras que la carne seca de raíz de bardana proviene del maestro curador de carnes Jeremy Umansky, chef y copropietario de Larder, en Cleveland, Ohio.

Al igual que los salumi tradicionales, estos nuevos alimentos son curados, ahumados y servidos como embutidos, aunque se elaboran sin carne. “Usamos las mismas técnicas ancestrales de la producción de embutidos con carne —salando, curando, secando, fermentando y ahumando. El truco es encontrar el coctel adecuado para cada verdura”, dijo Horowitz.

Antes de la pandemia del Covid-19, Horowitz surtía “hot dogs” de zanahoria ahumada a la cadena de restaurantes de comida rápida vegana By Chloe, “se muerden, mastican y saben igual que un hot dog, y hemos vendido más de 20 mil a la fecha”, informó.

Por su parte, Landau comentó: “Nuestro objetivo no es replicar la carne, sino dar a las verduras algunos de los sabores que adoran los carnívoros. Aunque nuestros menús son veganos, el 95% de nuestra clientela es omnívora.

 

 

Milenio. Grupo Bimbo informó, dentro de una resolución de su Asamblea General Extraordinaria de Accionistas, la cancelación de más de 169 millones de sus acciones. En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compañía indicó que dichas acciones fueron adquiridas como parte del programa de recompra de acciones de Grupo Bimbo y representan cerca del 4% del total de acciones en circulación.

La compañía informó: “Grupo Bimbo ha estado gestionando de manera proactiva su estructura de capital para aumentar el valor de los accionistas y reafirmar su compromiso para generar valor sostenible a largo plazo”.

Como resultado, la mayor panificadora del mundo ahora cuenta con alrededor de 4,000 millones de acciones en circulación y mantiene poco más de tres millones de acciones en tesorería de recompra reciente. La empresa aún cuenta con 8,090 mdp aprobados en la reserva legal para futuras recompras.

 

 

 

 

EFE. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que el superávit de la balanza comercial agroalimentaria de México reportó un saldo positivo de 8,839 mdd de enero a agosto, es decir 30.91% más que en el mismo periodo del año pasado.

La cifra de los primeros ocho meses del año es, con base en datos del Banco de México en los que se apoya la secretaría, mayor al beneficio registrado durante todo el 2019, que fue de 8,824 mdd.

Los ingresos generados por las exportaciones agroalimentarias alcanzaron 26,299 mdd, lo que equivale en términos anuales a 2.84% de crecimiento en el periodo de referencia.

La secretaría reportó un descenso en las importaciones agroalimentarias del 7.23 %, a 17,460 mdd. En cuanto a las exportaciones agropecuarias (que incluyen productos agrícolas, ganaderos y pesqueros, entre otros), indicó que aumentaron un 4.13%, para totalizar 12,628 mdd. Lo anterior, señaló la dependencia federal, consolidó un superávit de 4,384 mdd, superior en 26.22% al reportado en el mismo periodo del año anterior.

Los productos agroalimentarios con mayores ventas entre enero y agosto de 2020 fueron la cerveza, con ingresos por 2,941 mdd; el aguacate con 2,095 mdd; el jitomate con 1,742 mdd; el tequila y el mezcal con 1,474 mdd; el pimiento con 989 mdd, y los productos de panadería con 961 mdd.

Los bienes agroalimentarios que aumentaron su demanda fueron la carne de puerco con un incremento del 39.2%; el café sin tostar con 30.27%; el pimiento con 20.74%; la cebolla y el ajo con 17.63%; el tequila y el mezcal con 15.70%; y el pepino y los pepinillos con 13.45%.

 

 

 

Forbes México. La empresa mexicana de lácteos dio a conocer que su utilidad neta cayó 28.9% en el tercer trimestre del año, para cerrar en 455 mdp frente a los 641 mdp de 2019, debido al pago pendiente de impuestos de 2013 y 2014.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa detalló que su EBITDA se redujo 11.3% en relación con 2019, para cerrar en 2,045 mdp.

Grupo Lala explicó este descenso debido por un lado a que la empresa tuvo que pagar 277 mdp de un gasto de impuestos a raíz de auditorías fiscales sobre los años 2013 y 2014. “Este gasto se debe a un ajuste al monto que Lala previamente calculó de impuestos por pagar”, refirió la firma y agregó que, por otro lado, en 2019 se vio beneficiada por un litigio ganado en Brasil, que por confidencialidad no se puede reportar el monto, por lo que los resultados no serían comparables entre periodos.

Por otro lado, las ventas de la empresa crecieron 9.2% en el tercer trimestre de 2020, para alcanzar 20,725 mdp, por encima de los 18,984 mdp del mismo cuarto de 2019.

“Esto se debió a: el crecimiento en ventas impulsado por volúmenes fortalecidos en México y Brasil, principalmente por el aumento del consumo en casa; aumento en precios para compensar inflación en costos; y por el impacto neto negativo de conversión de monedas, resultado de la depreciación de 16.2% del BRL y una apreciación de 14.1% del USD, relativo al peso mexicano”, explicó la empresa.

 

 

 

Cargar más

Noticias