Burger King inicia campaña de apoyo a la industria restaurantera

Forbes México. En días pasados, Burger King hizo una petición inusual a sus clientes: comprarle a su rival McDonald’s y a través de un mensaje en sus redes sociales, la marca operada por Alsea animó a sus clientes a pedir comida de otros restaurantes, algunos de ellos bajo su propio dominio, como Domino’s y Vips, pero también de otros de empresas distintas, como KFC, El Califa, La Casa de Toño y Little Caesars.

“Nunca pensamos que te pediríamos que hicieras esto, pero los restaurantes que le dan trabajo a miles de personas realmente necesitan tu apoyo en este momento”, indicó Burger King.

Sin decirlo explícitamente, la cadena de hamburguesas se refirió al impacto económico que ha provocado la pandemia de Covid-19. La crisis es de tal magnitud que la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) estima que uno de cada 4 restaurantes podría cerrar sus puertas definitivamente.

“Por eso, si deseas ayudar, continúa consintiéndote con sus deliciosas comidas a través de la entrega a domicilio y comida para llevar en restaurante o por la ventanilla. Sabemos que pedir una Whopper siempre será lo mejor, pero pedir una Big Mac tampoco en tan malo”, apuntó Burger King.

 

 

 


Noticias