Precios mundiales de los alimentos alcanzan nivel más alto en casi seis años: FAO

Comunicado. Con base en información de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los precios de los alimentos a nivel mundial subieron un 3.9% entre el mes de octubre a noviembre, con precios ahora un 6.5% por encima de los niveles del año anterior, según el índice de precios de los alimentos.

Esta alza de cuatro puntos de noviembre marcó la mayor subida de mes a mes desde julio de 2012, y el índice alcanzó su nivel más alto desde diciembre de 2014 con 105 puntos. La FAO informó que “todos los subíndices del FFPI registraron ganancias en noviembre, siendo el subíndice de aceite vegetal el que más subió, seguido por los de azúcar, cereales, lácteos y carne”.

Lo anterior se produjo cuando la pandemia y las respuestas a ella han aumentado las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria y la inflación. Asimismo, la FAO también recortó sus pronósticos sobre las cosechas de cereales y comunica que hay 45 países que necesitan asistencia alimentaria exterior.

El índice de precios de los alimentos de la FAO hace un seguimiento de los precios internacionales de los productos alimenticios más comercializados a escala mundial. Todos sus subíndices aumentaron en noviembre. En cuanto al índice de precios de los aceites vegetales de la FAO subió 14.5% durante el mes, impulsado por subidas constantes de los precios del aceite de palma ligadas a una acusada contracción de las existencias mundiales.

El índice de precios del azúcar de la FAO aumentó 3.3% respecto del mes pasado ante las crecientes expectativas de un déficit de producción mundial en la próxima campaña de comercialización, dado que las perspectivas para las cosechas en Rusia, Tailandia y la Unión Europea empeoraron debido a las condiciones meteorológicas desfavorables.

En lo que respecta al índice de precios de los productos lácteos de la FAO se incrementó en 0.9% aproximándose al nivel más elevado de los últimos 18 meses, en gran medida a causa de la subida de los precios de la mantequilla y el queso y el aumento repentino de las ventas al por menor en Europa en un período de baja estacional de la producción lechera en la región.

Finalmente, el índice de precios de la carne de la FAO aumentó 0.9% desde octubre, aunque sigue estando 13.7% por debajo de su valor de hace un año.

Aumentaron los precios de las carnes de bovino, ovino y cerdo, mientras que los de la carne de aves de corral disminuyeron.

 

 


Noticias